Lo humidificadores no son elementos extraños en las casas, pero es posible que muchos de vosotros no sepáis exactamente para qué sirven o qué utilidad tienen más allá de “humidificar” como su propio nombre indica.

 

¿Qué es un humidificador?

 

Un humidificador es un aparato que aumenta la humedad del ambiente, esto es algo muy importante ya que la humedad del ambiente se puede ver afectada por el aire acondicionado o la calefacción y un nivel de humedad inferior al 40% puede afectar a nuestro organismo.

Los humidificadores son muy habituales en casas con niños pequeños o personas mayores, ya que son más sensibles a la sequedad en el ambiente. Suelen usarse en espacios cerrados para que sean más eficaces.

 

Tipos de humidificadores

Existen básicamente dos tipos de humidificadores en el mercado actualmente.

  • Humidificadores de vapor caliente: son los humidificadores más baratos, usan la evaporación por calor, por lo que podemos usar agua del grifo con ellos, pero pueden ser peligrosos al estar calientes y elevar la temperatura ambiente.
  • Humidificadores de vapor frío: funcionan habitualmente por ultrasonidos que evaporan el agua. No elevan la temperatura del ambiente, por lo que son muy cómodos de usar en verano, y el vapor de agua que producen transpira mejor. Se recomienda usar con agua destilada para evitar que lleve microorganismos infecciosos al no estar el agua evaporada.

 

¿Cuándo debe usarse un humidificador?

 

Como hemos mencionado, los humidificadores son útiles sobre todo en ambientes secos, pero especialmente si alguna de las personas que habita el espacio padece alguna de las siguientes patologías:

  • Resfriado o gripe
  • Asma
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC)
  • Sinusitis
  • Alergias

 

Recomendaciones al comprar un humidificador

 

Es recomendable optar por un humidificador de vapor frío, sobre todo en caso de que haya niños en la casa, ya que los de vapor caliente pueden causar quemaduras si una persona se acerca demasiado.

No deje el humidificador funcionando constantemente ya que puede provocar humedades sobre las superficies de la casa, atrayendo hongos y moho.

El humidificador debe vaciarse y limpiarse diariamente ya que las bacterias se pueden multiplicar en el agua estancada.

 

Beneficios de usar un humidificador

 

Los humidificadores son muy buenos para mantener nuestra piel hidratada y evitar la descamación o el envejecimiento prematuro de la piel. Además, la humedad mejora los síntomas de algunas enfermedades de la piel como la dermatitis atópica.

 

Reduce los ronquidos

La humedad ayuda a que haya una mayor fluidez en el aire, reduciendo los ronquidos que son mucho peores en situaciones de ambiente seco. Sin embargo, la humedad no debe ser excesiva, ya que podría alterar los patrones de sueño.

 

Prevenir la gripe

Un nivel de humedad adecuado en nuestro hogar puede ayudarnos a prevenir el contagio de gripe, ya que un nivel de humedad por encima del 40% desactiva las partículas del virus, reduciendo su capacidad de infección.

 

Alivia algunos síntomas de la gripe y el resfriado

La humedad del ambiente evita que la nariz quede reseca y favorece una respiración más fácil, lo que puede ser de gran ayuda en caso de padecer gripe o resfriado.

    Acepto la política de privacidad.