Según la Asociación española de ELA, la esclerosis lateral amiotrófica o ELA, es una enfermedad del sistema nervioso central, caracterizada por una degeneración progresiva de las neuronas motoras en la corteza cerebral (neuronas motoras superiores), tronco del encéfalo y médula espinal (neuronas motoras inferiores). La secuela es una debilidad muscular que puede llegar hasta la parálisis, extendiéndose de unas regiones corporales a otras. Amenaza la autonomía motora, la comunicación oral, la deglución y la respiración, aunque se mantienen intactos los sentidos, el intelecto y los músculos de los ojos. El paciente va necesitando poco a poco ayuda para realizar las actividades de la vida diaria. Por lo tanto, se convierte en una persona dependiente.

Los cuidados para personas dependientes no los pueden realizar cualquier cuidador. Los cuidadores deben haber recibido un entrenamiento específico para saber cómo gestionar cada cuidado.

En Depencare somos profesionales expertos en atención sociosanitaria y cuidado a domicilio. En este post te contamos todo lo que se debe saber sobre la enfermedad del ELA.

 

Tipos de ELA

Clasificar esta enfermedad en tipos depende de los criterios que se tomen en cuenta.

La sociedad española de neurología establece que hay dos tipos de esclerosis lateral amiotrófica en función de la región en la que se presentan los síntomas inicialmente:

  • Formas bulbares: en este caso, los síntomas comienzan en los músculos de la boca. La ELA bulbar es la que presentan el 20-30 por ciento de los enfermos.
  • Formas medulares: los síntomas empiezan a aparecer en las extremidades.

En función del origen se pueden mencionar dos tipos:

  • ELA esporádica: no es posible identificar ningún tipo de factor de riesgo (ni ambiental, ni profesional, ni geográfico, ni alimentario o cultural) asociable con ella. Es la más frecuente, con más del 90% de los casos registrados.
  • ELA familiar: se trata de una variante hereditaria con un perfil típicamente autosómico dominante; hay evidencias para un grupo de pacientes que constituyen entre el 5% y el 10% de los casos.

 

Enfermedad lateral amiotrófica

 

Síntomas

La ELA se detecta por la pérdida de la fuerza muscular en brazos y piernas, impidiendo hacer actividades de la vida diaria. Asimismo, pueden aparecer los primeros síntomas en los músculos de la boca, dificultando la respiración y la capacidad de tragar. Esta enfermedad se va desarrollando por la corteza cerebral y la médula espinal hasta que, se produce la pérdida de movilidad absoluta y el fallo respiratorio. Esto, suele ser la causa de fallecimiento más habitual en esta patología.

A lo largo de esta enfermedad, la capacidad cognoscitiva y la sensibilidad no suelen verse afectadas y permanecen inalterables.

Los síntomas más comunes de la esclerosis lateral amiotrófica son:

  • Dificultades a la hora de tragar alimentos y en el habla. El paciente habla lento o tiene problemas en la articulación de las palabras.
  • El paciente tiene pesadez excesiva en los músculos que son controlados por la médula espinal. Además, también tiene sensación de cansancio.
  • Con el paso del tiempo, en esta enfermedad el paciente puede sufrir depresión. Esto sucede por la fatiga y el deterioro progresiva que produce la enfermedad.
  • Rigidez muscular o calambres.
  • Contracciones musculares.
  • Pérdida de peso.
  • Parálisis.

 

Tratamiento

Actualmente no existe cura para esta enfermedad, pero si existen tratamientos que ayudan a prolongar y mejorar la calidad de vida del paciente con esclerosis lateral amiotrófica.

Es importante tener en cuenta que no a todos los pacientes les afecta de la misma manera ya que los síntomas pueden aparecer en diferentes puntos del sistema nervioso. Por este motivo, el tratamiento será diferente según sea la zona afectada.

Los medicamentos que suelen los médicos suelen mandar son el baclofeno o diazepam ya que, son relajantes musculares y ayudan a paliar la rigidez muscular. También, suelen pautar el trihexifenidil o amitriptilina para ayudar a deglutir los alimentos. En la etapa final de la enfermedad, los médicos recurren al riluzol ya que, ayuda a paliar determinados síntomas.

Por otro lado, los pacientes con ELA suelen realizar fisioterapia y rehabilitación para paliar la debilidad muscular y los problemas respiratorios.

Además, es importante que los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica y su entorno tengan ayuda psicológica ya que, el deterioro progresivo del enfermo puede ocasionar frustración e incluso depresión.

En Depencare estamos encantados de ayudarte. Si te encuentras en una situación de dependencia personal, o necesitas cuidados para algún familiar que sufre esclerosis lateral amiotrófica, ponte en contacto con nosotros y estaremos encantados de informarte de todas las opciones a la hora de cuidar a personas dependientes.

Pin It on Pinterest

Share This