El día internacional del adulto mayor se celebra cada 1 de octubre desde el año 1990, con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre los derechos y necesidades de las personas mayores. Esta fecha nos da la oportunidad de reflexionar sobre el papel que desempeñan en nuestra sociedad, así como de promover su participación activa y su inclusión en todos los ámbitos de la vida.

El envejecimiento de la población es una realidad que no podemos obviar. Según las proyecciones de la Organización Mundial de la Salud, en el año 2050 habrá más de 2 mil millones de personas mayores de 60 años en el mundo, lo que supone un 22% de la población. Esta cifra nos indica que es fundamental prestar atención a esta etapa de la vida y garantizar la calidad de vida de las personas mayores.

    Una de las principales preocupaciones de la sociedad actual es la soledad en la vejez. Muchas personas mayores se encuentran solas y carecen de redes de apoyo social, lo que puede tener un impacto negativo en su salud y bienestar. Es importante que como sociedad nos comprometamos a combatir la soledad en la vejez y a promover su participación en actividades y espacios comunitarios.

    La discriminación por edad es otra de las problemáticas que enfrentan las personas mayores. Muchas veces se les excluye o se les atribuye una menor capacidad de decisión y autonomía. Es necesario cambiar esta visión y reconocer el aporte y la experiencia que las personas mayores pueden brindar a la sociedad. Debemos garantizar que tengan acceso a los mismos derechos y oportunidades que el resto de la población.

    La salud es otro aspecto fundamental en la vida de las personas mayores. Es importante proporcionarles atención sanitaria de calidad y adaptada a sus necesidades. Además, es fundamental fomentar un envejecimiento activo y saludable, promoviendo la adopción de hábitos de vida saludables desde edades tempranas. La prevención y el cuidado de la salud son clave para garantizar una buena calidad de vida en la vejez.

    Uno de los retos más importantes en el ámbito del envejecimiento es la dependencia. Muchas personas mayores necesitan asistencia para llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, como vestirse o alimentarse. Es crucial proporcionarles el apoyo necesario para que puedan mantener su autonomía y dignidad. La atención a la dependencia debe ser una prioridad en las políticas públicas, garantizando que las personas mayores tengan acceso a la asistencia que necesitan.

     

       

      Por otro lado, es fundamental promover la participación activa de las personas mayores en la sociedad. Muchos de ellos aún tienen mucho que aportar en diversos ámbitos, como el voluntariado, la cultura, la educación o la política. Debemos fomentar su participación y valorar sus conocimientos y experiencias.

      Asimismo, es importante tener en cuenta que las personas mayores tienen derecho a disfrutar de su tiempo libre y a seguir aprendiendo y desarrollándose intelectualmente. La educación y la cultura son derechos fundamentales que no deben desaparecer con la edad. Es necesario ofrecer programas formativos y culturales adaptados a las necesidades e intereses de las personas adultas mayores.

      En conclusión, el día internacional del adulto mayor nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre el papel y los derechos de las personas mayores en nuestra sociedad. Es fundamental garantizar su bienestar y calidad de vida, combatiendo la soledad, la discriminación y la dependencia. Debemos promover su participación activa en la sociedad, ofrecerles atención sanitaria de calidad y garantizar su acceso a la cultura y la educación. Solo así podremos construir una sociedad inclusiva y respetuosa con todas las edades.

        Acepto la política de privacidad.

        <a href='https://www.depencare.com/autor/yolanda-prieto-marcos'>Yolanda Prieto Marcos</a>
        Nº Colegiado 33.013 (CODEM Colegio Oficial de Enfermería de Madrid) <br> Úlitmos artículos
        Yolanda Prieto es diplomada en Enfermería por la Universidad de Salamanca . Además, es diplomada en Nutrición y dietética. Cuenta con más con 30 años de experiencia en atención primaria y domiciliaria y amplia formación sobre atención al anciano y personas con dependencia.