La confusión mental es algo relativamente frecuente en las personas mayores debido al proceso de envejecimiento. Sin embargo, debemos diferenciar bien de las confusiones comunes que todo el mundo puede tener, por ejemplo, a la hora de recordar dónde se dejaron las llaves o aparcó el coche, de otras más serias ante las que sí debemos estar alerta.

La confusión mental o pérdidas de memoria más graves son aquellas que suceden de forma repentina, o que suponen un problema para el que una persona pueda vivir de forma independiente y autónoma.

Los casos más graves de confusión mental son los siguientes:

 

La demencia

La demencia es un proceso lento en el que se reduce la memoria, pero también otras habilidades de la mente, como la capacidad de resolver problemas, de aprendizaje o de juicio. El Alzheimer es la demencia más popular, y uno de sus principales síntomas es la pérdida de memoria.

 

El delirio

Se trata de un cambio repentino en el funcionamiento del cerebro y su estado mental que puede cursar diferentes síntomas: confusión mental, conducta inusual, alucinaciones, cambios en los ciclos de sueño, etc. Puede darse en pacientes que estén en cuidados paliativos o en la última etapa de su vida.

 

Amnesia

Es la pérdida de memoria, ya sea causada por una lesión, un ataque cerebral u otras razones. En función de la causa, esta amnesia puede ser temporal o permanente.

 

 

Síntomas de la confusión mental

Los síntomas de la confusión mental pueden ser muy variados, pero los más habituales son los siguientes:

  • Pensamientos mezclados o desorganizados
  • Capacidad de concentración reducida
  • Comportamiento extraño´
  • Dificultad para resolver problemas o tareas sencillas
  • No saber reconocer miembros de la familia o artículos sencillos
  • Alucinaciones o ilusiones
  • Paranoia

 

¿Qué causa la confusión mental?

 

Las causas de la confusión mental pueden ser muy diferentes. En ocasiones puede ser algo puntual por un golpe o caída, o en ocasiones personas enfermas se despiertan en un estado de somnolencia o confusión al despertar. En otros casos sin embargo la confusión permanece en el tiempo, siendo señal de un problema más grave.

Un cambio repentino del estado mental o la conciencia puede estar causado por numerosas causas, entre las cuales destacan:

  • Un golpe o lesión en la cabeza.
  • Obstrucción de sangre en el cerebro o ataque cerebral.
  • Epilepsia.
  • Un tumor cerebral.
  • Problemas cardiacos.
  • Problemas de la tiroides.
  • EPOC.
  • Problemas del metabolismo por insuficiencia hepática o renal.
  • Depresión o esquizofrenia.
  • Hipoglucemia.
  • Desnutrición o deficiencias vitamínicas.
  • Intoxicación por drogas o por síndrome de abstinencia
  • Interacciones entre alcohol y medicamentos.

 

¿Qué es el síndrome de confusión agudo?

 

El síndrome de confusión agudo, también conocido simplemente como delirio, es un desorden cognitivo, aunque no tiene porqué ser una demencia. Pese a ser reversible, si no se diagnostica y trata adecuadamente puede acabar derivando en un daño cerebral permanente, e incluso la muerte en algunos casos.

No es raro que, en el caso de las personas mayores con demencia, éstas puedan sufrir de un síndrome de confusión agudo, de forma ocasional. De todas formas, también debemos tener en cuenta que solo el 25% de las personas que sufren de este síndrome padecen de demencia.

 

¿Cómo puede tratarse la confusión mental?

 

Dado que la confusión mental se puede deber a diferentes causas, lo ideal es tratar la causa que provoca esta situación. En ocasiones, el médico puede indicar que se dejen de tomar ciertos medicamentos o se cambian por otros diferentes para aliviar los síntomas.

Además de esto, hay algunas cosas que podemos hacer para ayudar a que la persona con confusión se sienta menos confundida, como, por ejemplo:

  • Crear un entorno cómodo, con buena luz y en el que esté rodeado de personas y objetos que le resulten familiares. Además, un reloj o calendario también pueden ser de gran ayuda.
  • Si la persona sufre de alucinaciones, consultar con el equipo médico la mejor manera de actuar.
  • Los medicamentos antipsicóticos también pueden ser útiles contra algunos síntomas de la confusión mental, pero debe consultarse con un médico para prevenir posibles efectos secundarios que pueda tener la medicación.

 

Cuidado de personas mayores con confusión mental

 

Si necesitas ayuda para atender a un familiar que tenga con cierta frecuencia problemas de confusión mental, recuerda que en Depencare podemos ayudarte con cuidadoras especializadas, profesionales y con experiencia. Solo tienes que contactar con nosotros y te informaremos de las diferentes posibilidades que ofrecemos.

    Acepto la política de privacidad.